martes, 13 de octubre de 2009

Guía de Supervivencia de un Autor Novel - vol. 5

Cuestión de Estilo

A menudo se oyen frases del tipo: "tal autor tiene estilo propio", pero ¿qué queremos decir exactamente con eso? ¿A qué nos referimos cuando decimos "Woody Allen vuelve a hacer una película de Woody Allen" o "es, inconfundiblemente, una obra de..."

El estilo de un autor es como su firma. Es una forma de expresión que no varía (aunque puede evolucionar a lo largo de su carrera) y permite que se le reconozca entre los textos de otros autores. Los que aún no se hayan dado cuenta de este detalle pueden hacer una sencilla prueba: leer dos libros del mismo género y con misma temática de dos autores diferentes o, mejor aún, leer varios libros de dos autores que escriban del mismo género. Notareis que hay detalles que les diferencian y que pueden ir desde algo tan "simple" como la puntuación hasta algo más complejo como la redacción.

Es importante labrarse ese sello que convierte a un autor en particular y único, pero tampoco hay que forzarlo. Tu propio estilo es aquel que te permita escribir cómodo, con soltura, y con el que puedes expresarte sin problemas ni trabas del tipo: "¿y ahora cómo pongo esto?". Un escritor puede bloquearse por falta de ideas, pero no por dudar en cómo escribir algo que ya tiene en mente, porque es indicativo de que estás pretendiendo ser otro autor y no tú mismo.

Hay muchos estilos diferentes y no hay uno mejor que otro, aunque sí hay algunos más recomendables que otros según el género que estés tocando. De todos modos, el estilo se moldea leyendo y escribiendo, por lo que, poco a poco, iremos puliendo los fallos que vayamos observando.

Normalmente, se suele aconsejar que se huya de lo recargado. Es un fallo pretender redactar un texto muy culto y elevado, ya que sólo conseguimos dificultar su lectura. Hay que tener muy presente que no es tan importante las palabras que usemos sino cómo las usemos. Las ideas más bellas y las más atractivas suelen llamar más la atención en frases sencillas y, además, nos ahorramos caer en fallos sintácticos y/o gramaticales por emplear expresiones a las que no estamos acostumbrados.

Por último, debo añadir que el tema del estilo es muy amplio, por lo que iré creando entradas para los distintos apartados del mismo y así tratarlos más detenidamente y con más profundidad.

- Continuará -

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Entonces el estilo se crea o es innato en el autor??

Laura dijo...

Un poco de ambos.

El estilo tiene mucho que ver con los gustos. Tienes una base que consiste en una tendencia a expresarte de determinada manera (por eso, y por mucho que te enseñen a redactar según unos parámetros en la escuela y demás, no se puede evitar hacer unas pequeñas modificaciones porque de ese modo "te suena mejor"). Sin embargo, el estilo se trabaja y puede cambiar a lo largo del tiempo según la experiencia del autor, si bien suele mantener algunas constantes.

Si te resulta más fácil, compáralo con un cuadro firmado por un artista. Puede pulir su trazado y mejorarlo con el tiempo pero, aún así, sigue habiendo algo que no varía y te permite identificarle.

Si todo fuera aprendido, acabaríamos escribiendo de una forma muy parecida, pero si no pudiera pulirse con el tiempo, un autor no maduraría su escritura a lo largo de su carrera.

Proyecto de Escritora dijo...

Yo creo que el estilo de un autor se crea con el tiempo sin pretenderlo. La única manera de lograr uno propio y único es practicar y escribir mucho.
Muy interesante el tema.
Besos!!

Anónimo dijo...

Tienes mucha razon Laura. GRacias por tu explicacion, me ha quedadon muy claro ahora. Eres exelente escribiendo y expresandote. Saludos.